Bajo presión: Perspectivas Colombia 2023-2024
Última actualización 28/12/2022

La economía colombiana termina el 2022 siendo una de las de mejor desempeño del mundo en términos de crecimiento económico y, al mismo tiempo, mostrando diversos desafíos de cara a 2023 y 2024. La atención se centrará en la desaceleración, el desempeño fiscal y el resultado de la agenda legislativa, en especial la reforma pensional que se estima sea enviada al Congreso entre abril y mayo.

El hecho de que el ciclo económico de Colombia haya sido más robusto de lo esperado, significa que el rendimiento superior de hoy viene de la mano con la desaceleración de mañana. El crecimiento económico ha estado respaldado por un fuerte consumo de los hogares y ha dependido a su vez de la dinámica del crédito, la cual está comenzando a mostrar signos de deterioro. Los efectos de la política monetaria restrictiva y la incertidumbre que rodea las reformas legislativas podrían afectar la confianza e impulsar los costos de capital deteriorando el consumo privado.

Aunque elevamos nuestra previsión de crecimiento del PIB para 2022 al 7,8%, esperamos una expansión de solo el 1,4% en 2023 ligado a un escenario internacional adverso. Una política monetaria más estricta afectará a los mercados financieros y crediticios, y un comercio global débil presionará los precios de las materias primas, lo que afectará tanto a las exportaciones como a los ingresos fiscales del gobierno. No obstante, a medida que las economías globales avanzan hacia el equilibrio a largo plazo, el crecimiento debería ser del 2,7 % en 2024, año en el que finalmente sabremos si estamos mejor o peor, en términos de actividad económica, que antes de la pandemia de Covid-19.

Fuente: Macro Research Colombia

Compártelo en:

Otros contenidos relacionados:

Otros contenidos relacionados: