El riesgo país y perspectivas económicas 2023
Última actualización 15/12/2022

El año 2022 planteó una serie de serios desafíos a la economía colombiana y a la de otros países de la región. Las consecuencias económicas de la pandemia generaron en el mundo un fenómeno inflacionario que obligó a los bancos centrales de distintos países a aumentar progresivamente sus tasas de interés para controlarlo.

Esta medida, que ha demostrado ser efectiva a la hora de combatir el fenómeno inflacionario, fue adoptada por razones no solamente económicas, sino también sociales. La inflación –que puede ser entendida como el impuesto más alto que pagan las personas de bajos recursos– es de naturaleza regresiva y se traduce en menos comida en las mesas y, en términos generales, en más pobreza.

La subida de las tasas de interés ha generado una desaceleración significativa en la economía. En este sentido, Colombia tendrá una de las desaceleraciones más altas de la región. La actividad económica crecerá cerca del 8% en 2022 impulsada por el consumo, pero la economía se expandiría solo 1.4% en 2023. Las menores expectativas de crecimiento económico se atribuyen a la persistencia de las presiones inflacionarias, la desaceleración de la demanda y a un mayor costo del uso de capital. Además, el aumento de la percepción de riesgo del riesgo, principalmente por factores idiosincráticos, es un aspecto adicional para considerar.

En medio de este escenario ¿Cuáles son las perspectivas económicas 2023?

En primer lugar, es posible esperar para el próximo año una desaceleración económica regional ligada a menores niveles de consumo e inversión en un contexto internacional adverso. Por otro lado, se espera que la inflación comience a ceder y converja hacia sus rangos meta, lo que permitiría la reducción gradual de las tasas de interés de política monetaria.

En Colombia, la caída de la inflación empezará a verse en los alimentos mientras los indicadores de inflación básica serán más persistentes. Así, la tasa de política monetaria del Banco de la República alcanzaría su máximo los siguientes meses y solo se pensaría en disminución de la misma para la segunda mitad del año.

Durante el 2023 también se espera una serie de discusiones políticas y económicas entorno a la agenda de gobierno, en particular la reforma pensional. El resultado de estas discusiones dependerá, en buena medida, de la capacidad de cohesión que tenga el gobierno en sus mayorías parlamentarias. Además, se aprobará el Plan Nacional de Desarrollo que será la hoja de ruta en gasto para cuatrienio.

En una situación de alta inflación y elevadas tasas de interés, inversiones en CDTs o indexadas a inflación son las más recomendables. 

 

Fuente: Tomado del Café con BTG Pactual y Macro Research Colombia

Compártelo en:

Otros contenidos relacionados:

Otros contenidos relacionados: