Panorama económico de 2023: tres variables macroeconómicas para comprenderlo
Última actualización 26/12/2022

 

El 2023 es un año que representa grandes retos y dificultades para economistas y analistas. ¿Viene una recesión? ¿Qué pasará con la inflación? ¿Cómo afectará la economía el precio de las divisas extranjeras como el dólar? Estos son algunos de los interrogantes que están en el panorama.

En este contexto, los expertos del banco de inversión BTG Pactual, dan a los inversionistas, y a cualquier interesado, tres variables macroeconómicas que deben ser tomadas en cuenta para analizar el panorama del año 2023: desempleo, inflación y cuenta corriente.  

 

  1. Desempleo.

La recuperación del mercado laboral superó las expectativas en octubre, con tasas de desempleo de un solo dígito tanto a nivel nacional como urbano, lo que no se había visto desde octubre de 2017.

En términos s.a., ambas tasas se sitúan claramente por debajo de los niveles anteriores a la pandemia (enero/2019), lo que significa que la tasa de desempleo ya se ha recuperado totalmente del choque por el Covid-19. Sin embargo, la impresión de octubre también mostró una reducción significativa de la población ocupada.

“Nuestro indicador de creación de empleo muestra que se destruyeron 245.000 puestos de trabajo en todo el país, la cifra más alta desde el 21 de abril, mientras que a nivel urbano se destruyeron 67.000 empleos. El resultado deja entrever los primeros efectos de la ralentización económica que esperamos para el último trimestre del 2022 y el primer semestre de 2023. En general, para los próximos meses prevemos ligeras mejoras en el mercado laboral, que deberían estabilizarse a finales de año” dijo Munir Jalil, economista jefe para la región Andina de BTG Pactual.

  1. Inflación

El dato de inflación de noviembre registró una sorpresa negativa al alza, con variaciones mensuales superiores al 1 % en grupos de gran peso como: 1) alimentos y bebidas no alcohólicas, explicado por los efectos negativos de la temporada de lluvias en los cultivos y los costes de transporte, 2) transporte, con las tarifas aéreas de pasajeros y carga a la cabeza, y 3) restaurantes y hoteles, donde los servicios de alimentación tuvieron las mayores contribuciones.

En cuanto a los precios de la electricidad, disminuyeron un -1,14 % intermensual, lo que explica la moderación en el grupo de vivienda y servicios públicos. Sin embargo, la moderación de los precios no fue tan significativa como había previsto el Gobierno, y no lo bastante como para compensar la inflación en otros grupos.

  1. Cuenta corriente

Las cuentas exteriores se han visto favorecidas por los mayores precios internacionales de los bienes exportados por el país durante 2022, entre los que destacan el petróleo y el carbón.

Sin embargo, el déficit comercial ha alcanzado niveles históricamente elevados tras la recuperación económica, y el importante crecimiento de las importaciones ha absorbido el impacto de la subida de los precios de las materias primas en las cuentas exteriores.

“En conjunto, el déficit por cuenta corriente ha sorprendido al alza y, aunque el país ha podido financiar su déficit por cuenta corriente, la financiación no ha estado exenta de riesgos. Tras los últimos resultados, hemos decidido aumentar nuestra previsión de déficit por cuenta corriente al 6,3 % del PIB para 2022”, dijo Jalil.

Fuente: Reporte Investigación Macroeconómica diciembre 2022 – BTG Pactual

Compártelo en:

Otros contenidos relacionados:

Otros contenidos relacionados: