Petróleo Brent, ¿oportunidad o amenaza para la economía del país?
Última actualización 14/10/2021

 

Volatilidad en el precio del Petróleo Brent, ¿oportunidad o amenaza para la economía del país?

 

Actualmente la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) intenta normalizar la producción del crudo que actualmente se mantiene a la baja, debido a las subinversiones que los empresarios han realizado como una estrategia más segura para cuidar su capital tras la coyuntura causada por el Covid-19.

 

La baja producción de este commodity es una tendencia que también han experimentado países fuera de la OPEP como Colombia, que en 2020 producía 880 mil barriles diarios y hoy en día produce 750 mil. Este es el resultado de la decisión de la industria petrolera nacional de realizar un recorte en los planes de inversión en un 56%.

 

En los últimos días, el precio del crudo de referencia Brent superó los 80 dólares después de enfrentarse a los precios más bajos durante la pandemia, lo que muestra una vuelta a la normalidad del aparato productivo de las industrias que necesitan de este insumo para su operación.

 

Aprovechando ese panorama, el país podría encontrar una reevaluación de la moneda (una vez terminada la incertidumbre generada por el calendario electoral) tras realizar más inversión en el sector petrolero que garantice mayor producción y comercialización del crudo, creando una situación favorable para las cuentas fiscales.

 

En este sentido, desde ya, expertos en la materia esperan que el número de barriles producidos en Colombia aumente para el 2022 y que el sector logre aprovechar la ventaja de los altos precios. Sobre todo, se espera que pequeñas y medianas empresas de este gremio aprovechen el escenario para impulsar la industria y su presencia en ella, incrementando masivamente sus actividades de inversión y producción.

 

Sin embargo, cabe destacar que el petróleo se encuentra en un déficit a corto plazo, además, los precios que está manejando contribuyen a la inflación global pues, aunque estos son positivos para los países productores, afecta y desacelera la recuperación económica a nivel global.

 

Asimismo, conocedores en la materia esperan que para el próximo año el precio del barril se encuentre entre 70 y 80 dólares continuando con una subida en los precios causada por la presión de países del golfo y Rusia.

 

Ahora, si la industria petrolera colombiana (impulsada por pequeñas empresas productoras) realiza ajustes de inversión que garanticen un aumento en la oferta, se podría ver una disminución en el precio del barril para el segundo semestre y un aumento en la participación global del país en este sector.

Compártelo en:

Otros contenidos relacionados:

Otros contenidos relacionados: