El dólar y otras variables: ¿Cómo impactan el crecimiento económico en Colombia?
Última actualización 08/09/2021

La inflación y depreciación que la economía colombiana ha visto en los últimos días puede llegar a ser alarmante; sin embargo, hay algunas variables que deben considerarse a la hora de analizar y proyectar el crecimiento social, político y económico del país, para no caer en impresiones que generen más incertidumbre sobre el crecimiento económico en Colombia.

Existen varios fenómenos que debemos tener en cuenta:

¿Por qué aumenta el precio del dólar en Colombia?

Hay que entender que dicho aumento está intervenido por fuerzas internas como el déficit por cuenta de pagos y el riesgo país por grado de inversión, factores que actualmente no son del todo positivos.

Las fuerzas externas, por otro lado, como la sensación de fortaleza que tiene el dólar a nivel global y de la aparente fuerza del crecimiento en economía norteamericana, son factores favorables, pues no tienen un mayor peso que el incremento en el gasto fiscal con el que corre Estados Unidos actualmente.  Lo que, en pocas palabras, significa que la solidez de esta moneda no es tan grande como parece, pues cuenta con unos pesos y contrapesos que se deben destacar y que juegan en a veces en contra del crecimiento económico en Colombia.

 

Precio del petróleo

Sobre el precio del petróleo, que es una fuerza externa, influye en la economia de colombia, y es un factor favorable para el país que, aunque no ha aprovechado esta oportunidad debido a que su producción ha sido baja y no ha respondido a la demanda y precios, se espera que mejore en el segundo semestre del año incrementando la producción y oferta nacional de este insumo. 

Avanzar en las etapas de vacunación para lograr la inmunidad rebaño y el panorama electoral que se acerca en el país, son factores que también pueden crear una variación en el crecimiento económico en Colombia.

Recuperar el PIB

Finalmente, volver al nivel prepandemia del PIB, se proyectaba alcanzarse en el 2022, pero gracias al ritmo en el que el país avanza, se podría lograr esa cifra en el 2021, dejando como reto recuperar los puestos de trabajo para disminuir la tasa de desempleo a la que se enfrenta la región. Sumado a ello, se espera un incremento en las tasas de interés a lo largo del año dejando la tasa del Banco de la República en 2.50, un movimiento que podría continuar en el siguiente año y que será de forma gradual.

En definitiva, el pronóstico del segundo semestre del 2021 para Colombia es positivo. Aun contando con la posibilidad de enfrentarse a otro pico de contagios derivado por el Covid 19, hay posibilidades de que el mercado tenga una buena dinámica.

Compártelo en:

Otros contenidos relacionados:

Otros contenidos relacionados: