Crecimiento del PIB en el cuarto trimestre de 2020. En 2020, la economía colombiana cayó un 6,8%
Última actualización 30/03/2021

Munir Jalil ● munir.jalil@btgpactual.com 

 

Según el DANE, el PIB sufrió una caída del 3,6% interanual en el cuarto trimestre de 2020. El mercado esperaba que el crecimiento fuera del -4,5% interanual (según Bloomberg), mientras que nuestro pronóstico era del -5% interanual. El DANE también mostró la corrección de los tres trimestres anteriores: el primer trimestre de 2020 bajó al 0,7% interanual respecto del anterior 1,2% interanual; el segundo trimestre se mantuvo en 15,8% interanual; y el tercer trimestre bajó al -8,5% interanual en comparación con el anterior -9% interanual. Estos números de crecimiento ubican la cifra anual en el -6,8% interanual, mejor que nuestra estimación del -7,2%. 

 

Del lado de la demanda, el comportamiento del consumo final en el trimestre y, dentro de esa área, el consumo familiar fue mejor de lo esperado. En particular, parece que el trimestre se benefició del proceso de reapertura. El consumo familiar cayó un 2,2% interanual, lo que concuerda con la dinámica observada en el trimestre en términos de ventas al menudeo, una métrica directa para las compras por familia. El consumo gubernamental aumentó un 4,0% interanual, lo que constituye un incremento respecto del 2,0% observado el último trimestre. Dicho esto, el freno en el crecimiento viene de la inversión (-16,1% interanual) y el sector externo, con una dinámica debilitada observada en las exportaciones (-17,4% interanual) e importaciones (-18% interanual). El lado de la oferta del crecimiento mostró que la agricultura, la ganadería, la caza, la silvicultura y los servicios de pesca fueron algunos de los sectores que publicaron marcas de crecimiento (0,8% interanual); el sector de la construcción (-27,7% interanual), particularmente la actividad residencial y no residencial, publicó un crecimiento negativo del PIB durante el trimestre (-26,5% interanual). 

 

La cifra incorporó el alcance completo de la reapertura que se produjo en el cuarto trimestre y representa una mejora respecto de la observada en el tercer trimestre. Sin embargo, a mes y medio de haber arrancado el año y con los nuevos confinamientos que hubo que imponer en enero, nuestra estimación actual de crecimiento para el primer trimestre de 2021 se fija en -3% interanual. Los datos actuales destacan la profundidad de la caída de la actividad económica, claramente la recesión más profunda del país desde el siglo XX. Creemos que la publicación de estos datos no debería afectar las expectativas de crecimiento del PIB. 

 

En términos generales, la actividad económica publicó una cifra ligeramente mejor que el consenso para el cuarto trimestre de 2020 y señala retos de crecimiento en adelante. En particular, el deterioro de muchos sectores económicos provocó a una contracción en el cuarto trimestre, lo que debería ir seguido de cifras negativas también durante el primer trimestre de este año, a menos que el manejo de la pandemia cause nuevos picos de transmisión que requieran cuarentenas adicionales.  Creemos que esta cifra no debería cambiar la perspectiva de la actividad que actualmente tienen los miembros de la junta del BanRep. Por consiguiente, con unas expectativas sin cambio alguno respecto del comportamiento de la brecha de producción de próximos los trimestres, creemos que el BanRep debe mantener su tasa de intervención en un 1,75% hasta 2022. 

Compártelo en:

Otros contenidos relacionados:

Otros contenidos relacionados: