¿Es importante el escenario económico a la hora de invertir?
Wealth management
Wealth Management
Última actualización 03/06/2021
Es posible que haya oído hablar de la relación entre los indicadores económicos, la bolsa de valores y las oportunidades de inversión

Las condiciones ideales para las inversiones a corto plazo

 

Al principio, es posible que las perspectivas económicas tengan un impacto significativo en  las inversiones a corto plazo. Después de todo, si tienen un vencimiento tan corto, tiene sentido pensar que hay poco espacio para deshacerse de las consecuencias negativas de un movimiento económico.

 

Sin embargo, esto sólo es cierto si pensamos en términos de exposición a la volatilidad. Un portafolio de inversiones volátil está más expuesto a los movimientos. Pensando en el corto plazo, esto gana importancia, ya que las oscilaciones son aún más impredecibles.

 

En la práctica, las inversiones a corto plazo no deberían ser tan volátiles. Después de todo, la expectativa es poder canjear dinero en poco tiempo o en cualquier momento. Si se asocia con un alto rendimiento, los riesgos de pérdida también aumentan considerablemente.

 

Para equilibrar la relación riesgo-rendimiento, es común utilizar la estrategia de inversión que prioriza las inversiones con liquidez y seguridad a corto plazo. Debido al tiempo, el gran efecto de las inversiones, obtenidas por interés compuesto, no trae tanto beneficio.

 

Por lo tanto, la combinación de factores hace que la previsibilidad y la menor volatilidad sean más importantes que los rendimientos. Así pues, los productos más adecuados serían las aplicaciones de renta fija, y el escenario económico tendría menos importancia para su decisión.

 

Efectos del escenario económico en las inversiones a largo plazo

 

Las inversiones que forman parte de una planificación de 10, 15, 20 años o más requieren una decisión diferenciada. se recomienda considerar la ocurrencia diversificada de ciclos económicos. Con el tiempo, las condiciones económicas mejoran o empeoran dependiendo de escenarios e incluso situaciones impredecibles.

 

Quienes se planificaron para el decenio de 2000, por ejemplo, no preveían la ocurrencia de una pandemia en 2020 que pudiera afectar a todos los mercados. Con esto, los efectos del escenario económico a lo largo de los años también pueden no ser tan drásticos en las inversiones.

 

Con las inversiones a largo plazo, el interés compuesto se maximiza y puede acumular capital en función de sus decisiones sobre cómo invertir. Al mismo tiempo, lo que sucede hoy probablemente no tendrá tanto impacto en 10 años.

El escenario económico y las inversiones a medio plazo

 

Hasta ahora, se ha ilustrado como el escenario económico no suele tener tanto impacto en la toma de decisiones tanto para las inversiones a corto como a largo plazo.  ¿Significa esto que las proyecciones a medio plazo están plenamente vinculadas a esas condiciones?

La verdad es que eso no es exactamente lo que pasa. En primer lugar, se debe considerar que el mediano plazo suele fluctuar de 2 a 5 años de madurez. Por lo tanto, sí, puede estar más conectado con el escenario económico en este momento.

Sin embargo, el plazo no es lo suficientemente grande para que el interés compuesto tenga efecto y capacidad para generar una alta acumulación patrimonial.  Por lo tanto, la toma de decisiones puede explorar algunos de estos aspectos, pero causa impactos de manera limitada.

 

La influencia real de las condiciones de la economía

El escenario económico, en lugar de afectar directamente a las inversiones, genera efectos sobre las cuestiones financieras cotidianas.

Una caída de la economía puede afectar a las relaciones laborales, reduciendo los salarios, reduciendo los puestos de trabajo y aumentando la competencia en el mercado, por ejemplo. Sin una buena planificación financiera, esto puede socavar su capacidad de invertir, al menos temporalmente.

Además, un escenario de crisis puede conducir al endeudamiento. Con salarios más bajos y presión inflacionaria, usted podrá tener un presupuesto menos equilibrado. También es algo que interfiere con las inversiones, ya que necesita ser capaz de ahorrar para invertir consistentemente.

Las condiciones económicas pueden afectar su portafolio de inversiones sin implicar necesariamente la toma de decisiones o los impactos de la rentabilidad.

 

El equilibrio entre tomar decisiones y mantenerse informado

 

Es preciso estar al día, hacer un seguimiento de lo que está pasando y tener una noción general. Sin embargo, basarse en un análisis completo del mercado para definir qué camino seguir puede causar algunas dificultades.

 

Después de todo, la lectura del mercado no debe hacerse solo en el inmediato. Esto demanda una proyección, que implica estimaciones y un intento de predecir lo que sucederá en el tiempo. Es un análisis que consume mucho tiempo y que requiere mucha información.

 

Además, no es tan fácil notar la situación cuando se encuentra en el momento de la decisión. Esto se debe a la dificultad de ver todo con claridad cuando se encuentra en medio de la situación, sin una perspectiva tan clara. Por más que parezca después del hecho, no es tan obvio en el momento de la decisión.

 

Por lo tanto, es importante buscar el equilibrio porque acoplar la toma de decisiones a las variaciones en el escenario económico puede generar altos costos. Después de todo, habrá gastos en el intercambio de posiciones, impuestos y transacciones — y esto afecta la capacidad de retorno más que las condiciones de la economía.

 

En resumen, el panorama económico puede tener un impacto en sus finanzas y planificación, pero no necesita definir cómo será su decisión. Con una evaluación de acuerdo con su perfil y sus objetivos, ¡es posible componer un portafolio más eficaz y alineado con su realidad!

 

Tomado de BTG Pactual Brasil

 

Compártelo en:

Otros contenidos relacionados:

Otros contenidos relacionados: