¿Valen la pena las inversiones alternativas?
Asset Management
Asset Management
Última actualización 10/09/2021
Las inversiones alternativas son aquellas que se refieren a nuevas áreas o industrias en desarrollo. Son posibilidades que ofrecen la oportunidad de asignar nuevos recursos

La aparición de nuevos segmentos y los cambios en el comportamiento de los consumidores se reflejan a menudo en el mercado financiero. En la práctica, las nuevas tendencias y los segmentos sin precedentes pueden dar lugar a las llamadas inversiones alternativas.

Sin embargo, antes de incluir estas posibilidades en su portafolio de inversiones, debe comprender sus características y riesgos. Así, podrá tomar una decisión informada y buscar la mejor asignación de sus recursos.

¿Qué son las inversiones alternativas?

Al componer su portafolio, es posible que se encuentre con inversiones alternativas. Este término se refiere a los activos que no están totalmente consolidados y/o no son ampliamente conocidos en el mercado financiero.

Por lo tanto, se trata de oportunidades de inversión iniciales, que todavía no tienen tantos datos y no están muy difundidas.

Esta clasificación es opuesta a las inversiones tradicionales. En este caso, son las alternativas consolidadas, que ya han demostrado ser relevantes y rentables, conocidas en el mercado.

Según los resultados, la inversión alternativa puede convertirse en la inversión tradicional del futuro. Si se cumple la expectativa de retorno, después del período de maduración, ésta será conocida  Por lo tanto, ya tendrá posicionamiento y presentará datos, como la demanda y los jugadores.

Esto es lo que ya ha sucedido con las inversiones consideradas consolidadas hoy, como las de la tecnología. Hace 20 años, empresas como Amazon, Google y Apple eran nuevas y presentaban más riesgos. Con el crecimiento del sector, se convirtieron en oportunidades ampliamente conocidas.

¿Cómo funcionan las inversiones alternativas?

En cuanto a la operación, ya vimos que las inversiones alternativas son aquellas que se refieren a nuevas áreas o industrias en desarrollo. Por lo tanto, estas son posibilidades que ofrecen la oportunidad de asignar recursos a oportunidades innovadoras o sin precedentes.

Tenga en cuenta que las inversiones alternativas no son exactamente activos nuevos con reglas distintas de las ya conocidas. Puede encontrar, por ejemplo, acciones en la bolsa de valores (activos consolidados), pero que son alternativas porque se centran en un mercado incipiente.

¿Cuáles son los beneficios de estas alternativas de inversión?

El gran gancho de la inversión alternativa es el potencial de retorno que ofrece. Después de todo, sería una forma de aprovechar un mercado que todavía está iniciando, lo que permitiría participar en el conjunto de resultados hasta su consolidación, en caso de que ocurra.

En la práctica, puede haber una expectativa de crecimiento acelerado. Pero eso depende de la capacidad de materialización de la inversión alternativa. Por lo tanto, el principal beneficio es el alto potencial de rentabilidad que ofrece, junto con riesgos significativos.

Además, estas inversiones pueden ser una forma de obtener diversificación. Con la asignación a oportunidades alternativas, su capital ya no está expuesto únicamente a las inversiones tradicionales. En consecuencia, puede haber una diversificación del portafolio.

¿Cuáles son los riesgos de las inversiones alternativas?

Por otro lado, hay que tener en cuenta que este tipo de inversión también presenta un mayor nivel de riesgo. Después de todo, si bien tiene la expectativa de rendimiento, no hay garantía de la consolidación del sector como tendencia, ni del producto o servicio ofrecido.

Dado que todo se basa en las expectativas, puede suceder que el rendimiento no se haga realidad. Además, las noticias del mercado y las diferentes regulaciones pueden causar importantes impactos en los resultados y generar pérdidas.

El riesgo también está vinculado al hecho de que, al principio de un nuevo segmento, todavía no hay dimensión en términos de capacidad de crecimiento. No hay datos históricos, la información es nueva y básica y no hay forma de predecir el comportamiento del mercado.

¿Vale la pena tener inversiones alternativas en el portafolio?

Es interesante, después de todo, buscar inversiones alternativas. Vale la pena considerar este tipo de contribución. Sin embargo, es necesario que la decisión de inversión se base en aspectos que marcan la diferencia en los resultados.

El primer paso es identificar su perfil de inversor y comprender cuál es su tolerancia al riesgo. Después de todo, la idea es no exponerse ni arriesgarse más allá de su capacidad para correr riesgos. Al tomar esta precaución, garantiza la alineación de las contribuciones.

También es necesario obtener la estrategia de inversión en relación con la asignación. En lugar de invertir todo su dinero en una oportunidad alternativa, por ejemplo, lo más prudente es asignar un porcentaje inferior. Esto ayuda a mitigar los riesgos.

Una estrategia puede ser posicionar parte del portafolio, como hasta un 10%, según el nivel de riesgo de la inversión. Así que hay una exposición limitada. Posteriormente, es esencial comprobar la evolución y mantenerse informado sobre el mercado, para entender si la inversión ha cumplido las expectativas.

Por lo tanto, es necesario ser consciente de las posibilidades de retorno, pero también comprender los riesgos que implica. Con una asignación prudente que se adapte a sus objetivos y perfil de inversor, puede resultar interesante aprovechar las oportunidades del mercado financiero.

Las inversiones alternativas pueden tener una gran expectativa de rentabilidad, pero también tienen riesgos más altos. Para tener la oportunidad de explorar los resultados de forma segura, es ideal hacer una asignación de exposición alineada con su perfil de riesgo.

Fuente: BTG Pactual

 

Compártelo en:

Otros contenidos relacionados:

Otros contenidos relacionados: